jon CURIEL

CWT

SAM_0600

2: DTB

Leave a comment

 

Toma 1. Sabía de que iba a tratar la tercera entrada desde antes de siquiera pensar en la segunda

Toma 2. L idea surgió después de una experiencia de lo más simple, pero que al mismo tiempo me hizo recordar lo que verdaderamente vale en la vida.

Toma 3. Después de haber spoileado un poco el tema me dedicaré a contar el origen para después explicar el tema de mi entrada.

Toma 4. Por azares del “destino” ese día había pedido un ride que me dejaba relativamente cerca de mi casa, así que decidí caminar en lugar de tomar el camión como lo hago siempre que me dejan por los lugares comunes. Poco antes de que el carro se detuviera vi a unos niños (un niño y una niña, ella era menor) en el pabellón que se encuentra en Copérnico y él intentaba arrebatarle algo, según lo que vi. Olvidé ese suceso en cuestión de segundos cuando me bajé del carro, pero en el momento en el que atravesé la calle y vi a la niña sentada, llorando (de esas veces que sabes que las lagrimas y el dolor son reales) y con un montón de bolsas de nopales que vendía; volteé a ver al niño y este, muy seguramente su hermano, se encontraba alejado y pareciera que nada hubiera pasado.

Crucé la siguiente calle pero algo me detuvo, fue de esas veces que pareciera que una mano invisible te jala cada membrana del corazón, y que quede claro que lo único que me sensibiliza son los animales, difícilmente los problemas humanos. Intenté ayudar a la niña, pero claramente estaba avergonzada y lastimada como para aceptar mi ayuda, por lo que decidí comprarle dos bolsas de nopales a pesar de que yo las necesitaba (Nota: Claramente mi buena acción se anula por que ese tipo de cosas se hacen por voluntad, no para contarse, pero creo que no importa ya que intento que esto sirve a un propósito más grande)

Toma 5. Queda. Ese suceso de 3 min me dio de que pensar durante todo el camino hacia mi casa y sigue persiguiéndome de vez en cuando. Para ser sincero una vez que dejé a la niña atrás pasaron 2 cosas: Primero hubo una sensación demasiado satisfactoria en mí, no la quiero describir, pero se origina del hecho de que sentí que a pesar de que lo que había hecho puede resultar insignificante de alguna manera había contribuido de manera positiva hacia alguien que estoy seguro lo necesitaba. Después de que superé un poco ese sentimiento la verdad me atrapó como suele suceder con los más pequeños sucesos: No puedo seguir quejándome, ni lamentándome por que en la escuela no me esta yendo como yo esperaba, realmente quedaba muy fuera de lugar, especialmente después de lo que acababa de presenciar.

Debo de considerarme afortunado y extremadamente privilegiado de tener cosas que doy por sentado, como si debieran de estar ahí, como si fueran a estar ahí por siempre. Estamos tan acostumbrados a lo que tenemos que cuesta trabajo imaginar que no todos la tienen igual, que no todos la tienen tan fácil, que lo que tenemos algún día puede desaparecer. No apreciamos lo que realmente vale la pena, porque las mejores cosas, y las que son realmente necesarias son aquellas que no se ven, ni se poseen.

Las últimas palabras que le dije a la niña antes de irme fueron “Dios te Bendiga” y enseguida analicé mi error. Porque estoy seguro que a pesar de todo lo que esa niña claramente ha tenido motivos para sonreír y agradecer que esta viva, Dios nunca la va a bendecir porque ya la bendice; todo sucede por una razón y, como bien dice un dicho: Siempre es más oscuro antes de amanecer. Somos bendecidos de tantas maneras que no nos damos cuenta, y sería una pena que nos diéramos cuenta cuando ya fuera demasiado tarde, como suele suceder.

Podría seguir por horas y contar mil y un anécdotas propias y ajenas de como somos bendecidos cuando menos lo esperamos, etc, etc. Pero realmente no veo que valga la pena en este momento, aunque si me gustaría dejar una pregunta al aire que escuché en una canción que también sirve a mi entrada: Si fueras a morir en 1 minuto ¿A quién llamarías con tu último adiós?

Author: joncuriel

21. Dreamer. Christian.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s