jon CURIEL

CWT

Una nueva forma de contar historias.

Leave a comment

Introducción.

Este microanálisis examinará la película ‘Soy Cuba’ de Mijaíl Kalatózov de una forma enfocada al rompimiento de la narrativa clásica. Se hablará de como se maneja la narrativa a través de una temática, que es el país, la cual no utiliza la convención narrativa de inicio, desarrollo y final, a pesar de contar con estos elementos.

Se responderá a preguntas y cuestiones que hablen de una comparación entre la narrativa clásica y la ruptura de esta, generando nuevas formas de contar historias y de mantener la atención del espectador. En este caso, el contexto es imprescindible para el entendimiento de la película, por lo que hay elementos que se vuelven más importantes que la narrativa misma.
photo (1)    photo (1)

Condiciones de Producción.

‘Soy Cuba’ es una película cubana y soviética que en su estreno no fué bien recibida por el público de ninguno de estos dos países. La pelícla surge cuando el gobierno cubano de Fidel Castro pidió apoyo a la Unión Soviética después de la Revolución Cubana en 1959. Esto incluyó al ambito audiovisual, pues Rusia promocionaba el sistema comunista y vió la oportunidad al financiar y apoyar una película Cubana de propaganda. Ambos gobiernos apoyaron la producción, la cual duró más de un año y estuvo a cargo del director georgiano-soviético Mijaíl Kalatózov.

La película también se distinguió por las innovadoras técnicas que fueron utilizadas en el rodaje, pues a la cámara se le añadieron lentes herméticas con un periscopio especial para ciertas tomas, también esta fue sumergida. La filmación se reconoce como acrobática por técnicas tales como los planos secuencia y el tener a una “cámara voladora” capturando algunas escenas.

Contextualización (Cuba a inicios de los 60’s)

Cuba en los 60 se encontraba en un periodo totalmente revolucionario. A partir de la revolución de cuba (1956-1959) el país ha estado en manos del movimiento revolucionario desde entonces. Esta provocó la caida del régimen de Fulgencio Bautista, un dictador y militar del país, y el levantamiento de Fidel Castro con la ayuda del Che Guevara. Esta revolución fue la primera de un partido de izquierda y desencadenó otros levantamientos izquierdistas en América, algunos que continúan en la actualidad. Poco antes de la victoria, Castro redactó el Manifiesto de la Sierra Maestra, en el que uno de los puntos importantes era el comprometerse a celebrar elecciones.

A inicios de los sesenta Estados Unidos comienza a tener un embargo económico a la isla, a pesar de no ser bien visto por la Asamblea General de las Naciones Unidas, siendo considerado un bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el país, el cual se justifica denunciando violaciones de los derechos humanos en Cuba. Además de que Estados Unidos comenzó una serie de agresiones hacia el país, impidiendo el abastecimiento de armas a los rebeldes y facilitándoselas al movimiento de Bautista; planes contra Castro habían sido formados, aunque nunca exitosos.

En abril de 1961, Estados Unidos bombardea campos de aviación a pesar de que el presidente J. F. Kennedy se opone a la invasión del país. Además de que desde el 62 ha habido hostilidad mutua entre estos dos países, con intentos de asesinatos, guerra biológica, agresiones armadas, apoyo al terrorismo y acusaciones al gobierno cubano de apoyar movimientos terroristas. La Unión Soviética, que también tenía problemas con EEUU, decide junto con Cuba el poner misiles atómicos para detener a EEUU de invadir, este hecho creó lo que se conoce como la crisis de los misiles de Cuba, la cual puso al mundo al borde de una guerra nuclear, aunque al final el país se comprometió a no invadir Cuba y los misiles fueron quitados, de la misma forma que EEUU quitó misiles que tenía instalados en Turquía apuntando a la unión soviética.

Finalmente, el Che Guevara contribuye al desarrollo del país a viajar a lugares como la Unión Soviética, Checoslovaquia Corea, China y Alemania, donde logra estableces acuerdos comerciales y financieros, así como vínculos culturales, relaciones diplomáticas y acuerdos de asistencia científica y técnica.

Recepción desde su estreno hasta la actualidad.

Desde el momento en el que fue estrenada, la película no fue bien recibida ni por Cuba ni por la Unión Soviética y cayó por mucho tiempo en el olvido. Cuba criticaba que el enfoque de la película mostraba el lado más estereotipado de los cubanos, mientras que en Moscú se le consideró algo muy ingenuo y no lo suficiente revolucionaria. Además de que la Guerra Fría impidió que esta fuera distribuida en varios países del Telón de Acero.

El escritor cubano Guillermo Cabrera presentó la película en el Festival de Cine de Telluride, al hacer retrospectiva a las obras del director Kalatózov. Esta fue programada en 1993 por el Festival de Cine de San Francisco, y una pequeña productora, Milestone Films, compró los derechos de distribución en Rusia. En 1994, el aclamado director Martin Scorsese fue a un visionado privado de la cinta y terminó maravillado, logrando que Milestone lo invitara a la presentación de la misma. Francis Ford Coppola también fue parte de la campaña que inició Scorsese para promover su redifusión.

La película recibe buenas críticas y en el 2005 se lanza un documental sobre la producción de esta película, llamado Soy Cuba: O Mamute Siberiano.

Ficha técnica.

Título: Soy Cuba, I Am Cuba.

Titulo Original: Ya Kuva

Dirección: Mikhail Kalatozov

País: Unión Soviética, Cuba.

Año: 1964

Duración: 141 min.

Género: Docuficción. Drama. Película de Episodios.

Reparto: Sergio Corrieri, Salvador Wood, José Gallardo, Raúl García, Luz Maria Collazo, Jean Bouise, Alberto Morgan, Celia Rodríguez.

Producción: Mosfilm.

Aspectos Técnicos: Sonido Mono, Blanco y Negro, Formato de 35mm.

Sinópsis.

A través de cuatro historias se describe la lenta evolución de Cuba, del régimen de Batista a la revolución de Fidel Castro. Son cuatro narraciones que refuerzan el ideal comunista frente al capitalismo. A lo largo de estos episodios, Cuba se libera de sus dependencias políticas para reafirmar su identidad, singular e independiente, con sus contradicciones y esperanzas.

Desarrollo.

La película ‘Soy Cuba’ no es una película que cuente con una narrativa líneal, es decir, una narrativa clásica. Inicia con una toma que muestra la costa de la isla, lo cual es muy constante en la película. El mostrar imágenes de la naturaleza de la isla, así como la interacción de los habitantes con esta. Me parece que es una cuestión más de apreciación que de contexto. Hablando de contexto, la película no se puede entender, pero si se puede apreciar, sin conocer el contexto en el que fue creada.

La historia se divide en cuatro, cada historia muestra el sufrimiento de un personaje durante la dictadura del militar y político Fulgencio Batista. Varias veces aparece la voz de “Cuba”, una mujer que dice características de ella misma, lo que la hacen, lo que tiene, pero sobre todo lo que es, con todo lo bueno y lo malo, lo bonito y lo feo.

La primer historia que se muestra en la película es un contraste entre la población trabajadora del país, la cual se muestra en el campo recogiendo azúcar y haciéndo sus tareas diarias, y la vida nocturna, principalmente el de la vida en los casinos, los estadounidenses siendo parte de esto y también fomentando la prostitución. Es importante destacar que los estereotipos que se tienen de Cuba están muy presentes, pues aquí se muestra al cliente rico que va a buscar prostitutas. Hay también algo de drama cuando el cliente se acuesta con una prostituta, Bety, que no está satisfecha con lo que hace y lo esconde de su novio, quién al final termina descubriéndola con el americano, el cual huye en cuanto puede y es perseguido por los niños del barrio.

La segunda historia se enfoca en un trabajador que quema un campo de cañas de azúcar cuando le llega la noticia de que las tierras van a dejar de ser de ellos, pues una compañía privada americana (The United Fruit Company) las ha comprado. El señor se muestra desesperado, e incluso la mujer que canta en esta secuencia añade a la escena, y este al final quema los campos, dando a entender que si no serán de él entonces no serán de nadie. Aquí se muestra el estereotipo de los agentes americanos y de los trabajadores que se dedican al azúcar.

La tercer historia contiene una escena con marineros borrachos persiguiéndo a una mujer, otro estereotipo, la cual conoce a Enrique, quién la rescata. Aunque lo importante de esta secuencia, y el enfoque principal, es Enrique formando parte de un panorama que muestra la represión que sufren los estudiantes, mismos que comienzan a revelarse contra el gobierno, incluso quemando un autocinema.

La última historia lidia de forma más directa con la Revolución, pues se ve como por fin se declara la Revolución, incluso los campesinos se unen a los rebeldes de la Sierra Maestra. Aquí también se ve a una familia que se enfrenta a bombardeos externos como parte de la guerra, y se hace un llamado a los cubanos.

La narrativa clásica deja de ser, pues a pesar de que cada historia tiene un desarrollo, la forma en la que la hisoria se cuenta, además de el hecho de que son cuatro historias separadas, la hacen un tipo de narrativa diferente. Además de que hay diferencias entre esta nueva narrativa y la narrativa clásica, entre las que se encuentran el hecho de que la historia es más un tema que una historia, el inicio y el final se desdibujan un poco, hay cantidad de escenas que parecen no aportar a la trama, parecieran más poéticas para mostrar las características el país.

Una narrativa clásica es aquella que nos acostumbra a seguir un modelo narrativo líneal, con un inicio, desarrollo, clímax y final marcados, pero también nos engancha por la presentación de los personajes, las interacciones que estos tienen, y el conflicto que se les presenta, para lograr un cambio en el (o los) protagonista(s) al final del relato. Soy Cuba presenta historias, y cada historia resalta a un personaje, sin embargo este no tiene un cambio al final, no siempre, no necesariamente. La función de este personaje es la de ser parte de un todo, ser parte de un país que está en su mejor momento de rebelión.

Previamente dije que es importante el conocer el contexto para entender el film porque en el momento de producción Estados Unidos comenzaba a infiltrarse en Cuba, además de que pasaban por la famosa crisis de los misiles, en la que Cuba estaba “aliado” con la Unión Soviética. Hay escenas en las que vemos la guerra separar a una familia, también vemos una metáfora del americano que entra a la casa de una prostituta, y a la comunidad infantil hacerle frente al invasor. Durante toda la película prevalece este aire de que los ciudadanos son oprimidos, mencionando también que hay escenas de batallas y guerrillas en momentos de la película, así como escenas de rebelión y rebeldía. Cuba es un país que no se queda callado, que lucha por lo que le parece justo y lucha por sus derechos. La temática de la película deja eso muy en claro, el ser un país fragmentado y lastimado, pero un país fuerte dispuesto a enfrentar lo que venga.

Ciertamente se cubren muchos aspectos que pueden dar un panorama de cómo era Cuba en los años sesenta, se muestra a un país humilde, pero también a un país glamouroso, un país trabajador, pero también un país peligroso. Un país complejo. Se muestran escenas de campesinos trabajando, se muestra el característico azúcar, se muestra la pobreza, la prostitución, pero también se muestra un país con historia y con cultura, un país con música (doo-woop, un género que necesita ser revivido), con diversión, con fiesta, y sobretodo, se muestra a un país unido, capáz de enfrentarse a la adversidad. Imágenes como la marcha por las calles, la quema de los campos de azúcar, de los gritos de batalla hacen esto más evidente. Incluso la corrección de color hace que esto sea notorio.

Conclusión.

Ciertamente la película no es una película a la que esté muy acostumbrado. Cuesta trabajo el apreciarla, sin embargo, una vez que se le ve más como una pieza experimental que cuenta la historia de un país en rebelión se aprecia por lo que es y lo que tiene, lo que representa. La película es muy interesante en aspectos de cámara y dirección, además de que dice mucho sin realmente decir mucho, la película habla a través de las imágenes que presenta.

Además de que la forma de contar la película es inteligente, pues al romper con la narrativa clásica se permite hacer una exploración más abierta de lo que se quiere contar, teniéndo cuatro historias distintas, y por lo tanto, cuatro perspectivas del país y su situación.

Author: joncuriel

21. Dreamer. Christian.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s